Por Guadalupe Loaeza

El jueves, se cumplirán 100 años de la muerte de Porfirio Díaz. “Rugía en México la lucha entre Venustiano Carranza y Francisco Villa. El 2 de julio Carranza recibió en Veracruz un telegrama que lo apartó un momento de las preocupaciones de la contienda. El mensaje venía de Nueva York y, conciso, decía así: Prensa anuncia estos momentos hoy siete de la mañana murió en Biarritz el general Porfirio Díaz. –Saludos afectuosamente- Juan T. Burns.

Se han escrito mares de tinta sobre Díaz. Sin duda es el personaje más polémico y enigmático de la historia de México. Se le odia, se le admira, se le repudia, se le extraña, se le condena,  y se le evoca con nostalgia.  El caso es que a nadie deja indiferente este controvertido dignatario quien gobernara nuestro  país a lo largo de 30 años y que bien podría ser protagonista de una novela de Alejandro Dumas, como dijera Creelman.

A continuación, me permito abordar algunos aspectos de mi Porfirio Díaz que en realidad son muchos. Para ello, transcribiré algunos fragmentos de cartas del General Díaz, manoescritas cuyos originales se encuentran en el Centro de Estudios de Historia de México, Carso, Fundación Carlos Slim.

unnamed-4 unnamed-5

El Patriota:

“El día 5 del corriente llegó el deseado momento de sacudir los mamelucos colorados, y con el gusto rebosando a punto de ahogarnos. Comenzamos el sainete a las once de la mañana y esto fue hacer carne hasta las 6 de la tarde que el enemigo comenzó a correr; hemos tenido pérdidas muy considerables, pero hemos matado muchos, muchos monsieures… en fin, yo nunca había tenido más gusto, ni día mas grande que el día memorable 5 de mayo, día grande y de gloria”. [Félix Díaz], Delfina [Díaz], Joaquín Rui.

El Estratega:

En una carta comunica que no tendrá ningún  arreglo con los franceses, aunque ellos lo solicitaran, porque deben aspirar a ganar o perderlo todo por las armas, para salvar el honor; declara que hay muchos mexicanos que tienen el corazón donde lo tenía Napoleón [Bonaparte] y sin contar con los magníficos medios que él tenía, son capaces de imponer respeto. Lino [Cervantes], Delfina [Díaz], [?] Olivera, [?] Ortega.
El Enamorado y manipulador:

Marzo 18 de 1867
Carta dirigida a [Delfina Ortega Díaz]  Asunto:

En ella declara que un hombre debe elegir para esposa a la mujer que más ama entre todas las mujeres; estima que en la balanza de su corazón, ella no tiene rival; ese es su deseo y lo somete a juicio; si su contestación es negativa, la adoptará judicialmente por hija, para estrecharla más a él. Pide un sí o no claro y pronto, y porque no puede ser feliz antes de su sentencia, le ruega que no se la retarde. Termina con estas palabras: “hay en lo sublime del amor algo desconocido para el idioma pero no para el corazón, y para no tocar lo común en ellas, me despido llamándome sencillamente tuyo”.

Delfina Ortega Díaz le contesta a su enamorado el 18 de marzo de 1867:

La editorial las animas que preside Rodrigo Fernández Chedraui  cuenta con un acervo excepcional de al menos 800 cartas originales de Porfirio Díaz así como algunos millares de documentos entre cartas telegramas y correspondencia en general de personajes destacados de la historia como Juan de la Luz Enriquez, Teodoro a dehesa, Rosendo Márquez, Sostenes Rocha, juan Crisóstomo Bonilla, y también de los grandes educadores como Ignacio Ramírez, Ignacio Manuel Altamirano, justo Sierra, Guillermo Prieto, Enrique Laubscher y Emrique C Rebsamen.

unnamed-2 unnamed-3

El Político:Sr. Gobernador, General H. Juan de la Luz Enriquez, Orizaba.1, de diciembre de 1884

Honrado por el voto de mis conciudadanos para regir los destinos del país al tomar hoy posesión de la presidencia dirijo mi primer paso a procurar a la administración el valioso contingente de los nuevos servicios de todas aquellas personas, quienes como usted reúnen a su patriotismo, reconocidas ideas progresistas; pues solo con tan importante (no legible) llevar a feliz término los propósitos en que abrigó en todo el país, impulsando el desarrollo de sus naturales elementos de prosperidad.

unnamed-1 unnamed

El Impulsor de la Educación:

Para el General Juan Enriquez

5 de diciembre de 1889

Tuve el gusto de ofrecerme a la disposición del apreciable señor don Enrique Rebsamen (fundador de la Escuela Normal de Veracruz) a quien se sirvió usted recomendarme en su favorecida  del 18 del pasado, y le doy las gracias más cumplidas por la ocasión que me presenta de iniciar amistad con tan distinguido caballero”
Por último quiero citar a Porfirio Díaz , el Militar, quien fuera jefe de mis antepasados los Loaeza Caldelas. Juntos pelearon a favor de la guerra de Reforma, en la Batalla de Puebla y  durante la intervención francesa.  Este es mi Díaz, predilecto.

Anuncios