Por Guadalupe Loaeza

Seguramente al estado al que nunca se le ocurriría a El Chapo irse a ocultar sería a Campeche. ¿Por qué? Porque es el estado más seguro de la República Mexicana. Por lo que se refiere a la ciudad, puedo asegurar que también es la más limpia del país. En los dos días y medio que estuve paseándome por sus calles, nunca vi un papel tirado, ni un basurero desbordado de cartones o botellas de plástico. Sus parques están impecables, sus árboles de flamboyanes perfectamente bien cuidados y las fachadas de sus monumentos, como iglesias y museos, están artísticamente iluminadas.

La semana pasada fui a la ciudad de Campeche, Patrimonio Cultural de la Humanidad y vine enamorada de esa ciudad que es como un joyita, rodeada de muros de piedra y llena de secretos, dichos en maya, de historias de piratas y de maderas preciosas. También me enamoré de los campechanos, que como bien escribiera José Vasconcelos en Ulises Criollo después de haber vivido en esta maravillosa ciudad un año y medio como estudiante en el Instituto Campechano: “Los de Campeche, fáciles de trato, ‘campechanos’, no eran para estarse cultivando rencores ni de religión ni de política. Inclinados a la buena vida, despreocupados, bromistas, poetas más bien teorizantes, ponían más orgullo en un buen decir…”. También me enamoré de su cocina, “la cual goza de fama de ser la mejor del país. A los arroces azafranados, las aves y los lechones, añade peces sin rival en el mundo, como el cazón y el robalo. Además, una variedad de ostras, cangrejos, langostas, que se traen de la playa rocallosa…”.

75 319

ajo un sol candente, visité maravillada, gracias a Eric Mendicuti, las ruinas de Edzná, una ciudad maya mística y misteriosa que data 400 años antes de Cristo. En el mismo lugar donde el príncipe Carlos se tomó una fotografía, con su traje de gabardina, durante su más reciente viaje a Campeche que hizo el año pasado, me fotografié justo al pie de la pirámide de 5 nichos. Dicen que el príncipe Carlos de Inglaterra estuvo feliz, no nada más porque había estado en la Reserva de los Petenes, una de las zonas de manglares más grande que tiene nuestro país y por las discusiones que sostuvo sobre Cambio Climático y Energías Alternativas, donde participaron el gobernador Fernando Ortega y directivos de empresas petroleras y de energías alternativas británicas establecidas en México, sino porque bailó y bailó con pañuelo en mano, al ritmo del sarao en el parque principal de Campeche. Tanto entusiasmo por parte del monarca, tal vez se debía a que en el fondo de su corazón sentía algunos remordimientos por los destrozos y saqueos que causaron los piratas ingleses en el puerto allá por 1597, especialmente William Parker, que sitiara Campeche, durante 17 días. Muchos años después en 1686, se puso la primera piedra de la gran muralla que rodea a la ciudad. Si quiere usted saber más sobre todos estos piratas, allí está en el Centro Cultural “El Palacio”, el flamante museo dedicado a la navegación y el espléndido libro de Silvia Molina, Piratas, bucaneros y filibusteros.

67

Campeche me conquistó, me sedujo y me adoptó. En el Ex Templo de San José, vestida como se visten las campechanas, con blusa blanca con cuello en forma cuadrada, bordada a mano con flores de cebolla y calabaza con hilos negros alrededor del cuello, presenté el libro De la caridad cristiana a la asistencia social. Siglo XVI-XXI, junto con el historiador José Manuel Alcocer Bernés. El proyecto editorial que abarca 500 años de historia sobre la noble labor de servir al prójimo fue iniciativa de Adriana Hernández de Ortega, presidenta del DIF del estado. Al ver que no había información sobre la historia de la asistencia social en Campeche se dio a la tarea de investigar y entrevistar a todas las ex presidentas del DIF. Además de ser una labor generosa, es ciertamente inteligente.

84

Hace unos meses, autoridades de México y Francia pusieron en marcha el Encuentro “Proyecto Ciudad Sustentable, San Francisco de Campeche”, con el objeto de que harán de esta ciudad un modelo mundial en materia de sustentabilidad. En ese encuentro, la embajadora Maryse Bossiére opinó que Campeche es una ciudad excepcional, que ha hecho muchos esfuerzos para readquirir su belleza histórica y cultural y busca no sacrificar la calidad de vida de sus habitantes ante el desafío de desarrollo que afronta. Hay que decir que este proyecto ha sido impulsado por el Consejo Estratégico Franco Mexicano. El convenio fue firmado entre el Ministerio de Vivienda e Igualdad de los Territorios del gobierno de Francia y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del gobierno de México (Notimex).

95

Si duda todavía dónde pasar estas vacaciones con su familia, le sugiero de todo corazón vaya a Campeche. Créame que no se arrepentirá. Descubrirá una verdadera joyita.

68

gloaezatovar@yahoo.com

Leer más: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=67418&lcmd5=fcdfa0ceb7ecfd74419294c72753d7e8#ixzz3gXKszNcS
Follow us: @reformacom on Twitter

Anuncios