Por Guadalupe Loaeza

Querida Frida:

En esta ocasión te escribo desde Tijuana, como sabes es la ciudad más alejada del Distrito Federal, al norte del estado de Bajá California. Vine a presentar el libro “Atrevidas, mujeres que han osado”(Edt. Jus) en el que apareces junto con Elena Poniatowska, Rosario Castellanos, Pita Amor, entre otras. Tu no podías faltar mi querida Frida, porque si alguien ha osado en la vida, has sido tu. Porque todo en tu vida fue un atrevimiento. Te atreviste a enamorarte de Alejandro Gomez Arias, un joven estudiante del partido comiunista. Te atreviste a ser feliz a pesar de tus enormes sufrimientos. Te atreviste a unir tu vida en matrimonio dos veces con Diego Rivera, el mayor muralista mexicano. Y te atreviste a vivir intensamente otras pasiones, entre ellas la de Trosky y quizás otros inconfesables… Pero a lo que no se sí te hubieras atrevido, es a asumir tu éxito como la gran pintora de México. Si yo te contara mi querida, Frida en cuanto esta valuada una de tus pintoras, te irías de espaldas. En la última subasta de Sotheby’s tu autorretrato “Raices’ de 1947 alcanzo la cifra récord para una artista latinoamericana la cifra de 5.6 millones de dólares. En cambio Diego Rivera, el amor de tu vida, quedo en segundo lugar con “La vendedora de flores” de 1942, se vendió en 2. 97 millones. Para qué veas, Frida como el tiempo coloca cada quien en su lugar. Cada vez que se presenta una exhibición tuya en cualquier museo del mundo provocas multitudes de admiradores. Fíjate que Frida que hasta hay una fridomania, es decir una verdadera obsesión por tu estilo de vida, tu ropa y tu forma de ser atrevida.

96

321

La fridomania ya llego a Tijuana. Déjame que te cuente, Friducha, como a veces solías firmar mi queridísima amiga “Cachucha”. Desde el  12 de junio día en que se inauguró la exposición: “Frida Kahlo. Sus fotos”, ante más de 2 mil doscientas personas que saturaron varias salas del Centro Cultural Tijuana, no ha dejado de recibir multitudes. Con decirte que en 5 semanas la han visto más de 25 mil de seguidores. Han venido de Ensenada, Mexicali y San Diego. En el libro de visitas han firmado españoles, alemanes y norte americanos. Vienen a ver tus fotos Frida, fotos que Diego y tu dejaron ocultas en el baño de la recámara. ¿Te acuerdas que Diego sentencio que la puerta del baño de su recámara no debería abrirse hasta diez años después de su muerte. Luego Dolores Olmedo dijo: “que no se abra, mientras yo viva”. Cumplidas estas dos condiciones, Hilda Trujillo, directora de tu museo que es la Casa Azul, con la autorización del Fideicomiso del Banco de México, abrió la puerta y encontró 6 mil fotografías. Hilda, invito al maestro Pablo Ortiz Monasterio para que hiciera la selección de tus fotos más representativas. Para integrar esta magnífica exposición que le está dando la vuelta al mundo, fueron 241 imágenes las elegidas.

¿Con qué imágenes crees que empieza la muestra? Con las de tu papa, que adorabas. Allí esta don Guillermo retratado en diferentes etapas de su vida luciendo su bigote a la káiser. Lo vemos posando, lo vemos llorando, lo vemos en el estudio, en el patio, en el día de su boda y lo vemos hasta desnudo. En la sección del entorno familiar vemos, a tu madre, Matilde Calderón, a tus hermanas: Matilde y Cristina. De pronto, nos asomamos a una reunión familiar donde advertimos a tus tías orgullosamente oaxaqueñas, , ataviadas con su “resplandor” en la cabeza y Agustín abuelos ya muy mayores. En la Seccion Política, están los retratos de Porfirio Díaz, Zapata, VIIa, Álvaro Obregón, Trosky, Lenin y Staline. Lo que me llamo mucho la atención es una fotografía que se te atribuye y que es el ojo de Diego. De todas las secciones, la que  más me conmovió fue una titulada: “Cuerpo Roto”. En ella se encuentran varias fotografías tuyas después de tus múltiples operaciones. Con el rostro desfigurado por el dolor, te ves pintando en tu cama, gracias a un aparato que te ponía tu

 lienzo sobre ti. Como has de haber sufrido, Frida. La expresión de tu rostro, además de la tristeza, denota mucho dolor. Al verlas con atención no pude evitar un nudo en la garganta. Sufrías, mucho Frida. Que impresionante presenciar tu dolor de una manera tan íntima y tan dramática. En la secuencia de la tracción de columna vertebral, me impacto sobremanera. Cuanto sufrimiento, Frida. Como me hubiera gustado acompañarte en esos momentos. Afortunadamente pude consolarme con la sección de tus amores. Que bueno, Frida que le disté vuelo a la hilacha y que vibraste de muy diversas maneras. Entre tus amores aparecen Alejandro Gómez Arias, Man Ray, Charles Shereky. Allli también están tus amigas: Pita Amor, Tina Modotti, Dolores del Río y la rival de tus amores, Guadalupe Marín.

La última sección está dedicada a las fotografías que tu tomaste: la de los edificios de Nueva York, la de los juguetes mexicanos y muchas de Diego Rivera. En una de ellas es tibiaste de puño y letra: “Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida, uno en el tranvía que me tumbo al suelo. El otro accidente es Diego”.

223 410

Me tengo que despedir mi querida, Frida, pero no sin antes decirte que me encanto reencontrarte en esta exposición. Te sentí más cercana y más humana. Creo que te comprendí mejor porque estas fotografías me permitieron entrar a tu intimidad. Te descubrí a los cinco años. Te vi vestida de Primera Comunión, vi tus fotos de Diego y de ti que recortaste de mala manera, seguramente enojada. Y la que más me llego es aquella donde aparece tu espalda descubierta marcada por una cicatriz, tomada por Man Ray.

510

Confirmo una vez más que fuiste una mujer atrevida, osada y muy valiente.

Por ultimo te diré Frida, que tu exposición se quedará en Tijuana hasta el 13 de septiembre. Después viajara a Arizona, Nueva Zelanda, Brasil y Australia. Tu amigocha, Guadalupe

140

gloaezatovar@yahoo.com

Anuncios