Por Guadalupe Loaeza.

Para un político mexicano no es usual que sea autocrítico, que tenga sentido del humor, que sea dueño de una amplia cultura y que, por añadidura, sea llano y sencillo. Este es el caso de José Antonio Meade, “el hijo de Dionisio” (abogado y economista), como le gusta llamarse al secretario de la Sedesol. Desde que era niño tuvo la fortuna (¡moral!) de haber sido educado, tanto por sus antepasados maternos como paternos, con estos valores. Así lo reconoce en cada entrevista que le realizan al cuatro veces secretario de Estado, con dos licenciaturas (Derecho y Economía) y un doctorado de la Universidad de Yale. Con esa misma transparencia habla de su compromiso social, de su trayectoria política y de su persona.

1En una de sus más recientes entrevistas, se le preguntó:

-¿Se considera nerd?

-Absolutamente, nada más mírame. Pero como en las películas de los ochenta, ahí viene la venganza de los nerds… -respondió con una amplia sonrisa (Eje Central, 30 de junio, Juan Carlos Rodríguez).

¿Qué es exactamente ser nerd, término que apareció por primera vez en 1950 en el libro Si yo dirigiera el Zoológico, del Dr. Seuss? En Wikipedia dice que es una connotación “aplicada a personas con inteligencia frecuentemente mayor que la media, y que además tenían algunas dificultades para relacionarse socialmente, y que por ello presentaban algún perfil físico e intelectual correspondiente al de alguien marginalizado, tímido, solitario, inteligente, y también trabajador”. Si es así, confieso que a mí me gustan los nerds. Especialmente si se trata de un funcionario público honesto, educado y que, para él, “nada es imposible”. ¿Acaso no le fue posible al secretario de Sedesol abastecer, a pesar de los múltiples bloqueos carreteros por parte de la CNTE especialmente en Oaxaca, todas las tiendas de Diconsa y Liconsa? Con qué gusto ha de haber tuiteado “el hijo de Dionisio” el martes: “Ya atendimos las 19 tiendas @Diconsa_Mx que nos faltaban para abastecer al 100% en #Oaxaca”. Este abastecimiento se hizo vía terrestre desde Veracruz a la región de la Cuenca; desde Guerrero a la zona de la Costa y del Istmo, y desde Puebla a la zona de la Mixteca. Mientras que la transportación aérea de 178 toneladas de maíz se realizó desde el Aeropuerto Internacional de Puebla hasta Huatulco y Puerto Escondido (Reforma). Lo anterior no puede más que aplaudírsele y agradecérsele a nuestro nerd.

Para la vida personal tampoco hay imposibles. Porque se lo propuso con la cabeza y el corazón, José Antonio Meade Kuribreña supo y pudo conquistar a una de sus compañeras más guapas de la universidad, Juana Cuevas, pintora y madre de tres hijos. Por ello, no hay día en que no se lo agradezca a Dios “por su paciencia y su cariño”. Hay que decir que Meade se asume como católico y apostólico practicante. De hecho, se “reporta (con Dios) todos los domingos”.

Pintura de Juana Cuevas

 

El también licenciado en Derecho por la UNAM es un lector voraz y un amante del arte. Cada vez que se lo permite su agenda, corre al cine, a los museos o a las librerías. “¿Cuáles son los tres libros que han marcado su vida?”, le preguntó, hace unos días, el periodista Juan Carlos Rodríguez: “Como escritor siempre me ha parecido sugerente Malcolm Gladwell. The Tipping Point y Blink son los más interesantes. El segundo, que siempre me ha parecido que da mucha información sobre cómo tomamos decisiones es uno que escribió el psicólogo Daniel Gilbert y el libro se llama Stumbling on Happiness. Y el tercero te lo voy cambiando cada semana en función de cuál es el tema en el que estoy metido o cuál es la novela que me tiene enganchado”. Qué bueno que el ex secretario de Relaciones Exteriores no contestó que el libro que lo había marcado era la Biblia, ni tampoco se hizo bolas con los nombres de algunos escritores…

5José Antonio Meade, de carácter alegre y muy generoso, vive en perfecta armonía con su familia en general: con su esposa que pinta; con su madre, de quien ha recibido grandes enseñanzas; con sus hijos, hermanos y abuelos, José Kuri, de origen libanés, y Mela, zacatecana.

 

 

 

 

Dicho todo lo anterior, como para el secretario de Sedesol no existen los imposibles, quiero pensar que para el 2018 no será imposible que tengamos el presidente de la República más nerd pero más honrado que haya existido.

 

http://www.ejecentral.com.mx/estoy-en-el-desayuno-ya-vendra-la-cena-meade/

”Estoy en el desayuno; ya vendrá la cena”, entrevista a José Antonio Meade por Eje Central

gloaezatovar@yahoo.com

Anuncios