Por Guadalupe Loaeza. Democratic National Convention: Day Two

Bill Clinton es el mejor orador del mundo, no importa su edad ni su actual aspecto de fragilidad, tiene la capacidad de seducir a las multitudes.

En la convención del Partido Demócrata de Estados Unidos dio prueba de lo anterior y además demostró que a pesar de deslices anteriores es un marido incondicional, tierno y con una memoria prodigiosa.

Como dice la revista Time: “Su trabajo fue humanizar a Hillary Clinton, convertirla de una figura de cartón -la persona famosa más desconocida del país- en alguien descriptible” y vaya que lo hizo con creces (espero que Felipe Calderón haya visto y escuchado este discurso porque seguramente lo tendrá que hacer muy pronto para su esposa Margarita Zavala, que se vaya preparando).

Las comparaciones son siempre chocantes pero muchas veces útiles, especialmente en este caso en que están compitiendo para la Presidencia de EU dos partidos -como es costumbre- y dos personalidades diametralmente opuestas, uno es hombre la otra mujer, uno es ignorante y la otra es una de las mujeres más preparadas del orbe, uno es una creación artificial y la otra es real, como dijo Bill Clinton.

Volviendo al discurso del first guy, resultaba conmovedora la forma tan sencilla pero elocuente en que relataba la biografía no sólo de ella sino de la pareja. Sus palabras de complicidad incluían a su única hija, quien lo veía arrobada sin siquiera voltear a ver a su marido, se notaba que padece de un caso agudo de “papitis”.

El público aplaudía todo, hasta un grado de molestia para el orador, tanto, que lo obligó a mencionar algo sobre la brevedad del tiempo.

The change maker (agente de cambio) mencionaba reiteradamente el marido de Hillary, apoyado por los cartones que levantaba el público con insistencia.

“Hillary está especialmente calificada para aprovechar las oportunidades y reducir los riesgos que enfrentamos y además es el mejor agente de cambio que he conocido en toda mi vida”.4
Clinton habló de su perseverancia para lograr que ella aceptara por fin -después de tres veces-, su oferta de matrimonio. “I married my best friend”, y ahora “su mejor amiga” tiene amplias posibilidades de convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos y él en aparecer como el primer consorte expresidente de ese país.
Clinton, Bill, puso mucho cuidado en no opacar a la candidata, no siempre lo logró, fue demasiado abrumadora su demostración de elocuencia.

El expresidente hizo una observación referente a los logros durante los dos periodos en que fue el primer mandatario de su nación, para inmediatamente aclarar que en el momento actual con los problemas que aquejan al mundo la persona indicada para ese puesto era su esposa. Como diciendo, yo no lo hice tan mal, pero ella lo hará aún mejor.

De entre toda la historia que evocó Bill sobre su relación con Hillary me llamó la atención una frase: “La primera vez que le dije que se presentara como candidata para un cargo, me respondió: nadie votaría por mí”. Ahora creemos que serán muchos los que voten por ella, sobre todo las mujeres, la comunidad latina, los liberales, etcétera.

5Como dijo, con su pasión característica, la primera actriz norteamericana Meryl Streep: “Ustedes han hecho historia, porque Hillary Clinton será nuestra primera mujer presidente y será una excelente presidente. Será la primera de muchas mujeres y hombres que prestarán servicio con coraje y gracia… ella será la primera pero no la última”.

Por su parte, Michelle Obama dijo en su discurso de apoyo a la candidata demócrata: “Me despierto cada mañana en una casa que fue construida por esclavos y hoy veo a mis hijas, dos inteligentes chicas negras, jugar en su césped”. Si la primera dama se refirió a los cambios que estamos viendo en la historia de un país importante en el concierto mundial, esto quiere decir que cualquiera de estas dos chicas negras puede llegar a la Presidencia “a pesar” de su género y su color. El verdadero cambio sucederá con una Presidenta, mujer y no blanca.8
Todo lo anterior me estimula en lo personal y me digo que entre mis cuatro nietas tal vez alguna ocupe la silla presidencial de mi país de machos, espero poder asistir, aunque sea en silla de ruedas, a su toma de posesión.

Por lo pronto convoco a todas las ciudadanas mexico-americanas a votar por Hillary Clinton, la esposa de Bill.

11

 

 

 

 

 

 

gloaezatovar@yahoo.com

Anuncios