Por Guadalupe Loaeza.

Sabemos que todo es por culpa de Trump. Sabemos que, últimamente, nuestro peso sube y baja y vuelve a descender hasta los infiernos. Y sabemos que a causa de todo lo anterior, ya no podemos viajar ni siquiera a McAllen y mucho menos podemos comprar ropa made in Italy, France, USA, ni tampoco China. Tampoco nos alcanza para adquirirla de importación. ¡¡¡Está carísima!!! ¿Qué podemos hacer las compradoras compulsivas y obsesivas por estar a la moda para nuestros próximos compromisos que nos esperan en la Navidad? ¿Qué podemos hacer, sin necesidad de viajar, ni de comprar en el extranjero, para seguir manteniendo nuestro glamour? Nunca como ahora, muchas de nosotras tendremos que recurrir al viejo adagio: “que no se note la pobreza”. ¿Qué nos queda entonces por hacer? Tengo para ustedes la solución. ¿De qué estoy hablando?

De el Vintage organizado por la Asociación de Amigos del MAP. Sí, ya llegó y ya está aquí. El viernes 7 y el sábado 8, abrirá sus puertas a partir de las 11:00 a.m. hasta las 20:00 hrs. En Palmas 1145. ¿Es esto una publicidad? De ningún modo, es invitar a ayudar. Todos, absolutamente todos los recursos que se reúnan de la venta de antigüedades, muebles, línea blanca, cuadros, electrodomésticos, bolsas para dama, joyería, libros, prendas para mujer y hombre de diseñador, juguetes y artesanías, entre otros objetos, irán directamente al Museo de Arte Popular, cuya única misión es apoyar a nuestros artesanos. Además, también es una excelente oportunidad para hacer consciencia de la reutilización, reciclado y reparación de los objetos en lugar de generar desechos que perjudican al medio ambiente, además de contribuir también al ahorro familiar.

flyer-completo-2016

“La palabra vintage se utiliza para referirse a aquellas prendas o accesorios que han sobrevivido al menos veinte años después de su creación convirtiéndose en un clásico preciado. Sin embargo, en el mundo de la moda, se viene utilizando vulgarmente para catalogar también artículos nuevos inspirados en los clásicos, que en realidad son de estilo ‘retro’. Esta confusión no se da por ejemplo en el mundo del automóvil, donde un Mini Cooper de 1965 es vintage o clásico, mientras que el modelo de Mini fabricado actualmente, inspirado en el anterior, es simplemente retro”. (Wikipedia).

1
La última vez que fui al Vintage de la AAMAP fue en 2015, tuve la suerte de encontrar una bata de terciopelo rojo vino original de “Nina Ricci” – París. A pesar de que el modelo era de los sesenta, la prenda se veía nueva. Ignoro a quién perteneció, pero desde que acostumbro ponerla a los pies de mi cama, sé que está allí para ponérmela como de rayo en cualquier temblor, y así bajar a la Plaza Río de Janeiro enfundada en una bata preciosa que bien podría haber pertenecido a María Félix o, en su defecto, a una esposa de un ex embajador de Francia en México de la época del sexenio de López Mateos. De eso se trata el “vintage”, de descubrir los objetos o prendas de vestir más insólitos del mundo.

2

A partir de los noventa, el “vintage” se popularizó en Europa y Estados Unidos, pero por lo general la mercancía es carísima. Fue Viviana Corcuera, una de las promotoras más activas de la AAMAP y vicepresidenta de dicha asociación, la que tuvo la espléndida idea de incorporarlo en todas las actividades culturales que realiza el MAP mes con mes, gracias al apoyo de un ejército de voluntarias, encabezadas por María Teresa Arango. Por su parte, fue a María Teresa a la que se le ocurrió el Vochol creado en el 2010 por el MAP y la AAMAP junto con los estados de Jalisco y Nayarit. El Vochol es un Volks-wagen sedán donde se mezcla la expresión popular mexicana “vocho” y la palabra huichol. El proyecto constó de 8 artistas huicholes que dedicaron más de 9 mil horas en su elaboración, 90 kilos de chaquira o lo que es igual a 2 millones 277 mil chaquiras y 16 kilos de resina, textiles, pintura y nierikas. Desde su nacimiento el 9 de diciembre de 2010, el mágico y colorido vochol ha estado exhibido en la Ciudad de México, Guadalajara, Tepic, San Diego, California, Washington D.C., Colorado, Houston, Francia, Alemania, Bélgica, China, España, Reino Unido, y su ruta continúa… Como dijera Carlos Fuentes “las manos de los artesanos son las manos de la gente y… no podemos pensar sino que fueron tocados por las manos de Dios”.

postal-vocholEl Museo de Arte Popular, gracias a la iniciativa privada y a algunas instancias gubernamentales, también está tocado por Dios.

gloaezatovar@yahoo.com

Anuncios