Por Guadalupe Loaeza

rs-carrie-fisher-debbie-reynolds-8377ccb9-ec6e-4ca2-8789-cfc4ac6b0624Entre todas las relaciones humanas, es bien sabido que una de las más complejas es la que existe entre madre e hija. Por más aceptables que éstas sean siempre estarán unidas por amor-odio, mutua competencia, envidia, resentimientos, admiración, humillación, miedos, etcétera, etcétera. Si a todo lo anterior le agregamos que las dos son artistas de cine muy reconocidas, entonces la relación puede llegar a ser destructiva, nociva y particularmente infernal, como era el caso Debbie Reynolds y Carrie Fisher. La primera, la protagonista de una de las mejores películas que jamás se hayan filmado, Cantando bajo la lluvia y la segunda, la heroína de La Guerra de las Galaxias, la princesa Leia.

En medio de todo este dilema, también está la abuela, madre de Debbie, que solía encerrar a su hija en el ropero después de golpearla con violencia, y el padre de Carrie, actor y cantante, Eddie Fisher, quien abandona a la familia por haberse enamorado de la mejor amiga de su esposa, Debbie, Elizabeth Taylor.princess-leia-behind-the-scenes-starwars13

“Mi madre era de verdad muy mala conmigo, pero era peor mi abuela. Yo heredé el dolor de las dos, así como el de mi padre a quien abandonara Elizabeth Taylor por Richard Burton. Por todo eso la adicción a las drogas y al alcohol y a los electroshocks. Cuando tenía 13 años empiezo a fumar marihuana. Sentía mucha vergüenza por eso cuando entré a la clínica escribí mi nombre ‘Vergüenza’, con la mano izquierda. Sentía que nadie me entendía, no quería por ningún motivo ser una winner, ni como mi madre, ni como mi padre, no obstante murió a los 82 años sin un centavo”, dice Carrie a Oprah Winfrey en su show en el 2011.

“Es verdad, mi madre me victimizaba desde que tenía tres años. Cuando llegué a ser artista de cine, ella quería ser yo. Quería vivir mi vida. Con los años, me entero que Carrie sufre una enfermedad de maniática depresiva, una enfermedad mental. Los médicos me decían que había que cuidarla toda la vida. Una de mis mayores preocupaciones es saber quién la cuidará después de que yo me vaya. En una ocasión Carrie desapareció durante seis días, nadie sabía dónde estaba. Además, me dejó de hablar durante 10 años y eso sí fue muy duro. Reconozco que en su vida tuvo muchos problemas. Mi primer matrimonio fracasó. Eddie se fue con Elizabeth. Mi segundo esposo era adicto al juego y se acabó todo mi dinero. Hubo una época que no tenía un centavo y vivía en el coche”, dice por su parte Debbie Reynolds a Oprah.

 

“En esa época odiaba a mi madre, porque la veía sufrir y que su marido la engañaba en sus narices y que no se daba cuenta. La odiaba porque la veía sufrir y no quería que sufriera. Por otro lado, la veía muy vital. A pesar de todo lo que hemos pasado, respeto quién es y admiro su fuerza interior. Pero a veces me exasperaba. Entraba a su walk-in closet como mi madre y después de recorrerlo entre faldas, blusas, vestidos largos, zapatos, salía transformada en Debbie Reynolds. Ya no era mi mamá, era una artista de cine”.base_image

Hay que decir que Debbie Reynolds tenía 19 años cuando filmó Singing in the Rain. La misma edad que tenía Carrie cuando fue la princesa Leia, estos logros a pesar de que ambas fueron víctimas de su respectiva madre.

Debbie se casó con el cantante Eddie Fisher y su hija, con el cantautor Paul Simon. Las dos se divorciaron y se casaron de nuevo. Las dos son iconos de Hollywood.

A las dos las adoraban en Estados Unidos. Y las dos murieron intempestivamente a unas horas de diferencia, Carrie el 27 de diciembre y Debbie el 28 del mismo mes. La primera por un infarto y la madre, mientras organizaba los funerales de su hija. Con la muerte de su madre, tuvieron el mismo funeral. Las dos dejaron un legado importante en el mundo del cine, Cantando bajo la lluvia y La Guerra de las Galaxias, son dos clásicos muy importantes. Ambas fueron nominadas para los premios BAFTA, Carrie por el mejor guión adoptado de su novela autobiográfica Postales desde el filo, la cual se llevó al cine con Shirley MacLaine y Meryl Streep y por la comedia Wishful Drinking, de su libro con el mismo nombre fue nominada a un Emmy. Debbie fue nominada para el Oscar como mejor actriz en la cinta, The Unsinkable Molly Brown y cinco veces nominada para el Globo de Oro.

1228-debbie-reynolds-carrie-fisher-together-photos-3

Debbie y Carrie se adoraban, pero también se odiaban, tal vez todo por culpa de la abuela, Maxine N. Harman.

De todas estas versiones, ¿cuál será la de Billie Catherine Lourd, hija de Carrie Fisher?

gloaezatovar@yahoo.com

Anuncios