Guadalupe Loaeza, una abuela atrevida

Por Quién

La escritora nos presenta (y describe) a sus nietas en su casa de Valle de Bravo . Dice con orgullo que son el mejor legado que le dejará al mundo.

Cuando su nieta María descubre la foto publicada al reverso del Manual de la gente bien, dice con sorpresa: “¡Mamá Lu, eres tú!” Fuimos a Valle de Bravo con Guadalupe Loaeza para charlar de Atrevidas: mujeres que han osado, su nuevo libro, pero está tan vinculado a su forma de pensar y vivir que acabamos hablando de ella y su familia.

¿Cuál ha sido su mayor osadía?

¡Uy, he hecho de todo! Me lancé como candidata a diputada y ese fue un atrevimiento impresionante porque lo hice sin red de protección… También está el divorciarme en una época que no era bien visto y luego tener una relación libre con Miguel Ángel Granados Chapa durante 15 años. He sido osada, me meto en sentido contrario en la vida, moralmente hablando.

¿Le importa lo que dicen los demás?

Fíjese que ya no. Llegó a importarme mucho porque así fui educada. Mi mamá sí ponía atención al qué dirán, pero a mí ya no me preocupa. Mis prioridades son otras.

¿Cuáles son?

Pues tengo 69 años y mi prioridad es la familia: mi marido (Enrique Goldbard), mis hijos (Diego, Federico y Lolita), y mis nietos (dos de ellos niños, Tomás y Andrés).

¿Qué valores inculcó a sus hijos?

La libertad, la ética, creer en ellos mismos… y mira, Diego vive en NY y trabaja para la ONU, Federico que es un empresario con visión, egresado de Standford y es tan bueno que le piden que vaya a dar clases allá. Lolita es muy diferente a mí porque no le gustan las entrevistas, el protagonismo, es cero consumista o frívola, pero eso sí, como yo es una mujer muy derecha.

¿Qué le inculca a sus nietas?
Yo busqué mostrarle a mi hija que la mujer se debe empoderar, tener autoestima, (y) por supuesto (a mis nietas), aunque yo las veo muy desenvueltas. María creó mi cuenta de Instagram en unos minutos y yo ni siquiera conocía la aplicación. Ahora veo sus fotos, checo sus cosas del colegio y tenemos un tipo de conexión abuela-nieta que hubiera sido impensable en mi época.

¿Qué borraría del futuro de sus nietas?

Desde luego la discriminación, la sumisión y la culpa, que no sean “culpígenas” como la abuela (risas)… Me gustaría verlas liberadas, que viajaran para que, como decía mi mamá, se les abra el entendimiento. Que estudien, que se den la oportunidad de descubrir y se realicen profesionalmente.

¿Cómo le gustaría que la recordaran?

Seguramente les voy a provocar ternura. Van a decir “pobrecita, trató de hacer muchas cosas…” Creo que soy una abuela atípica, y espero que me recuerden muy viejita escribiendo. Me gustaría que se identifiquen con mi legado y quizá a través de mis libros puedan conocer diferentes ángulos de nuestro país e historia… que mi trabajo las ayude a descubrir quiénes son y que sean felices, porque sin duda todos mis nietos son el mejor legado que podré dejarle al mundo.

ABUELA LOAEZA

Foto:Pedro Luján

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s